PROYECTO BELLAMAR de Antonio Danieli y Esteban Grau.

 

 

 El Proyecto Bellamar, nacido en 2003 de la colaboración entre el Grupo Espeleológico de San Marcos de Venecia y el Comité Espeleológico de Matanzas, con el patrocinio de la Sociedad Espeleológica Italiana y la Sociedad Espeleológica de Cuba, tiene como objetivos la revalorización y salvaguardia del patrimonio kárstico cubano , a través de la creación y difusión de audiovisuales (3D).

 


 

 

 

Desde su inicio, el proyecto se ha centrado en su autosostenibilidad en Cuba y este objetivo se logró en 2008, gracias a un porcentaje en la entrada a la cueva turística de Bellamar, donde instalamos una sala de proyección 3D, que día, muestra los audiovisuales que documentan las maravillosas  galerias, concreciones no visitables y protegidas de la cueva.


 

 

 

 

Como resultado de estas proyecciones, se construyó un centro de educación ambiental dedicado al karso y al desarrollo sostenible del área de acuerdo con los métodos de permacultura  gracias también a la colaboración de la Fundación Antonio Núñez Jménez y la asociación franco-latinoamericana de Burdeos.

 


 

 

 

En 2006, se nos pidió participar en una importante reunión de planificación gubernamental con el objetivo de mostrar, a través de nuestras imágenes, el inmenso tesoro bajo la meseta de Bellamar. El objetivo de la reunión era deliberar sobre un desarrollo que se remonta a los años ochenta, que preveía la construcción de numerosas casas para los trabajadores de una naciente refinería.


 

 

 

El asombro generado por nuestras imágenes fue suficiente para convencer a las autoridades políticas de desistir en sus intenciones y declarar, poco después, el área de Bellamar y Santa Catalina, parques naturales nacionales, encomendando la gestión, por primera vez en Cuba , a un cuerpo privado, la Fundación ANJ.

 


 

 

 

 

Desde entonces, el gobierno, siguiendo los resultados demostrados en el cuidado del territorio, cada año asigna al proyecto nuevas tierras en torno al centro de educación ambiental, que son cultivadas y reforestadas por los campesinos locales.

 


 

 

 

Actualmente hay alrededor de 40 familias en el área que participan en el proyecto, comprometiéndose a adoptar baños secos en sus hogares y recibir agua a cambio.Esto está garantizado por un sistema fotovoltaico y una bomba de viento para elevar el agua que, gracias a un pozo, intercepta una capa rica debajo del centro.


 

 

 

 

han plantado alrededor de 8,000 árboles endémicos en el área de Bellamar, gracias también a la contribución de la agencia forestal cubana, de la cual cerca de 5000 son frutas, que están entrando progresivamente en producción.


 

 

 

Actualmente el Proyecto,  proporciona trabajo a 10 operadores que se ocupan  todos los días de la protección de los parques naturales de Bellamar, Santa Catalina y Proyecto de permacultura "Jardine de Bellamar

 


 

 

Además, con los ingresos restantes, también se financia el proyecto "Cuba Bat", un estudio destinado a monitorear y proteger a los murciélagos cubanos. Por último, parte de las ganancias también se utilizaron para la reestructuración de la sede de la SEC en La Habana, un sitio logísticamente estratégico para grupos espeleológicos que llegan a Cuba, que se cerró debido a que había estado cerrado durante varios años.

 


 

 

Desde 2009, gracias a la participación en las expediciones de "La Salle 3D International Team", un grupo internacional de espeleo-fotógrafos 3D, las expediciones han asumido un carácter cada vez más internacional y, de todo el mundo, participan de diversas maneras en nuestras actividades. Luego de 2012, el Proyecto también cuenta con el patrocinio de la Federación Espeleológica Francesa.

 


 

Vale la pena señalar que, en 15 años de actividad, el proyecto no solo ha comprendido al área de Bellamar sino también a todas las principales áreas kársticas y las cuevas de la isla. Desde entonces, con el tiempo, incluso Esteban Grau se ha convertido en un muy buen fotógrafo 3D, el interés también se ha expandido a la avio-fauna y los fondos marinos de la isla. Gracias a esto hemos obtenido una documentación en video en 3D de notable interés que no está escapando a la atención de los medios y las autoridades cubanas notoriamente sensibles a los problemas ambientales.

 


 

 

Se han realizado numerosas entrevistas en los últimos años a los medios nacionales y en la actualidad está en aumento la espera de un nuevo documental, con su exposición fotográfica, que se exhibirá en agosto de 2018 en la "Fabrica de Arte Cubano", la más importante y moderna espacio cultural de La Habana. También se están llevando a cabo negociaciones con el prestigioso Palazzo Segundo Gauce que, en su interior, tiene una sala 3D ya utilizada desde hace tiempo para nuestras proyecciones en La Habana, y que ahora está interesada en ofrecer nuestros audiovisuales a diario

 


 

Con motivo de la repetición de su 325 ° año de fundación, en 2018 la ciudad de Matanzas se vio afectada por una impresionante renovación del centro histórico, con el objetivo de reurbanizarlo para el turismo. Gracias a esto, el gobierno ha puesto a disposición un almacén en fase de renovación ubicado en un área prestigiosa, para la preparación de una sala 3D de aproximadamente 30/40 plazas, con una sala de exposiciones contigua y un pequeño bar. El restaurante también pensó en darle a los campesinos de Bellamar la oportunidad de vender jugos y centrifugadoras de frutas y verduras frescas producidas por ellos.

 


 

 

Hay muchas actividades relacionadas con el proyecto llevado a cabo en los últimos años: exposiciones fotográficas, eventos culturales, proyecciones 3D en diferentes comunidades de la isla pero, sobre todo, las actividades educativas dedicadas a las escuelas locales y, una de ellas, llamada "Adotta una fonte", que también involucró al Instituto Levi Ponti de Educación Superior de Mirano (VE) a través del intercambio con la escuela parroquial cubana Ernest Telman de Matanzas.


 

El proyecto, diseñado específicamente para escuelas, se desarrolló sobre el tema de monitoreo químico-físico de las aguas kársticas y requirió la preparación de un laboratorio de análisis de agua en el centro. En general, en dos años de actividad, participaron unas sesenta personas entre estudiantes y profesores, así como miembros del Grupo Espeleológico de San Marco de Venecia y el Comité Espeleológico Matelas, que administraron la logística. "Adoptar una fuente", dada la importancia y el interés despertado también dentro de la comunidad europea, habrá apenas dedicado una sección en este sitio.


Antonio Danieli & Esteban Grau